Municipio de San Pedro de la Paz enfrenta ingreso de sistema frontal con medidas preventivas

El Municipio de San Pedro de la Paz se prepara activamente para el ingreso de sistema frontal que afectará la zona. Desde la administración municipal, se ha implementado una serie de acciones para minimizar el impacto de las lluvias y garantizar la seguridad de los habitantes.

Para abordar esta situación, se ha dispuesto una máquina Hidrojet supervisada por la Dirección de Seguridad, encargada de reforzar la limpieza de sumideros de aguas lluvias en 10 sectores que usualmente presentan problemas de inundación, incluyendo Las Encinas, Camilo Henríquez, Costanera, Michaihue, 3 Norte, Longitudinal 1 Central, Avda Las Torres, 5 de Octubre, Pedro Lira, y Candelaria con Diagonal Bio Bio. Además, se ha destinado una retroexcavadora a cargo de la Dirección de Aseo para destapar los colectores de aguas lluvias que desembocan en el mar y el río Bío Bío, además de una motoniveladora con rodillos y estabilizado en el sector de Santa Inés.

“Estamos trabajando intensamente para asegurar que las medidas preventivas sean efectivas y minimicen los riesgos para nuestra comunidad,” indicó el alcalde Javier Guiñez Castro. “Agradecemos la colaboración de los vecinos y su disposición para abrir las sedes comunales como puntos de coordinación y trabajo.”

Hasta ahora, el municipio ha logrado que no haya afectación de viviendas, gracias al trabajo ininterrumpido hasta las 2 de la mañana de hoy, jueves 6 de junio. A pesar de la disminución del sistema frontal actual, se anticipa una reactivación del mismo para el sábado o domingo. En total, se han dispuesto 13 cuadrillas con 50 personas trabajando en turnos, con un total de 15 vehículos municipales trabajando en terreno y operando conjuntamente con la central de llamados en la Dirección de Seguridad.

El municipio hace un llamado a los vecinos a no destapar las cámaras de alcantarillado y a mantener limpias las canaletas de sus viviendas. Hasta la fecha, se han entregado 3 mil sacos de arena y la distribución continúa según las solicitudes de los vecinos.

Guiñez también resaltó que “la planificación y las medidas preventivas han sido clave, respondiendo a las solicitudes de los vecinos y basándonos en antecedentes previos de gestión de riesgos.” Además, mencionó que la crecida del río Biobío ha sido menor en comparación con el año pasado en esta misma fecha, y que el monitoreo constante de la información entregada por la Dirección General de Aguas es una prioridad.

Finalmente, el alcalde destacó el trabajo realizado funcionarios de las cuadrillas municipales y reafirmó el compromiso del municipio en enfocarse en la prevención y la eficiente administración de los recursos para enfrentar este tipo de emergencias.

Ir al contenido